national-cancer-institute-BxXgTQEw1M4-un

Félix Sánchez:

Ofreciendo apoyo a pacientes como yo

PHilSanchezHeadshot-resize.jpg

Me encanta jugar al golf y viajar con mi esposa de 37 años, Barbara. En 2016, en un esfuerzo por mantenerme en forma, me ejercité bastante. Me estaba asegurando de mantenerme hidratado, lo que incluía beber mucho Gatorade rojo. Debido a esto, no pensé en nada cuando noté por primera vez que mi orina estaba roja. Sin embargo, no me tomó mucho tiempo darme cuenta de que algo no estaba bien y resultó que el rojo que estaba viendo era sangre. Mi médico de atención primaria me refirió a un urólogo, quien me realizó una biopsia y me diagnosticó cáncer de vejiga. Comencé el tratamiento con BCG (Bacillus Calmette-Guerin, que es el tratamiento de inmunoterapia intravesical más común para el cáncer de vejiga no muscular invasivo en estadio temprano) de inmediato; pero, seis meses después, me enteré de que los tratamientos no estaban funcionando. Mi sobrino, un médico de Ohio, me instó a ir a Fox Chase después de que sus colegas me recomendaran que contactara al Oncólogo Urológico Robert Uzzo, MD, MBA, FACS.

Desde el momento en que conocí al Dr. Uzzo, supe que iba a vencer este cáncer.

Inmediatamente realizó una biopsia para confirmar mi diagnóstico de cáncer de vejiga y recopilar más información. Como la BCG no tuvo éxito, me inscribí en un ensayo clínico de KEYTRUDA, otro tratamiento de inmunoterapia. Desafortunadamente, el tratamiento no funcionó para mí, pero nunca me sentí nervioso. Sabía que el Dr. Uzzo y mi equipo de Fox Chase tenían un plan y confiaba en que habría otra opción.

Al Dr. Uzzo le preocupaba que si el cáncer hacía metástasis más allá de la vejiga, yo tendría problemas aún mayores que enfrentar. Debido a esto, recomendó buscar opciones quirúrgicas. Después de considerar las opciones con mi esposa, el Dr. Uzzo, y mi sobrino, decidimos quitar la vejiga y optar por una neovejiga ileal (que es una vejiga nueva creada a partir de partes del intestino delgado). Esta opción es única y no se ofrece en muchos centros, por lo que estaba muy agradecido de estar en Fox Chase.

Un nuevo desafío

Después de mi cirugía de extracción de vejiga, no necesité ningún tratamiento adicional. El principal desafío con la neovejiga fue tener que volver a aprender a usarla. El Dr. Uzzo y Sue Burke, BSN, RN, OCN, me guiaron a través de los ejercicios de Kegel para que pudiera volver a entrenar mis músculos y, con el tiempo, ejercer un mejor control de la vejiga. Regresé al trabajo cuatro meses después de mi procedimiento, obtuve el control total de la vejiga en 8 a 10 meses y ahora me siento como yo mismo nuevamente.

Mi vejiga funciona muy bien y he vuelto a hacer las cosas que amo, incluido jugar al golf. Me había tomado un descanso durante un par de años mientras me sometía a mis tratamientos; la primera vez que volví, ¡tuve el mejor juego de mi vida!

Guiar a otros a través de un territorio familiar

Mi experiencia fue difícil por momentos, pero los resultados han sido increíbles. El Dr. Uzzo hizo que mi esposa y yo nos sintiéramos tan cómodos, y quería ofrecer ese mismo consuelo a otras personas que enfrentan algo similar. Cuando supe que Fox Chase ofrecía un programa que conectaba a pacientes nuevos y experimentados, decidí involucrarme. Completé mis clases de capacitación para ser mentor de la Red de paciente a paciente (P2PN) y obtuve la certificación a principios de este año. He hablado con cuatro pacientes ahora, escuchando sus historias y compartiendo mis experiencias para apoyarlos. Me mantengo en contacto con estos pacientes y siempre estoy disponible si quieren hablar o necesitan consejo.

 

Todavía veo al Dr. Uzzo cada seis meses para seguimiento  y siempre me encantan nuestras visitas. Mi esposa y yo estamos deseando volver a viajar. Pase lo que pase, estoy feliz de estar vivo y de poder ayudar a otros que se enfrentan a las mismas circunstancias difíciles que yo.

PhilSanchezGolfing-resize.jpg

Para más información sobre tratamientos en Fox Chase Cancer Center o referir un paciente, contáctenos en pim@phildelphiamedicine.com o al +1 215 563 4733.

Visite nuestras páginas

www.phlsalud.com | www.philadephiamedicine.com